Tu primer paso hacia el Marketing Viral


Detrás de todo contenido que una persona, empresa u organización genera en internet y las redes sociales se encuentra casi siempre latente un sueño: el que ese contenido llegue al máximo número de personas y se viralice. El ‘Marketing Viral’ ha sido definido como el Santo Grial del marketing online, y con razón: no creo que exista nada tan emocionante en nuestro fascinante mundo 2.0 como el comprobar cómo ese video, ese post, esa infografía o ese podcast llega a convertirse en ‘trending topic’, es compartido cientos de veces o recibe numerosos ‘Me Gusta’ o ‘retweets’.

Y realmente es de agradecer. El marketing viral ha traído una cierta justicia a un mundo tan ultra-comercial y materialista como el nuestro y ha permitido que personas sin muchos recursos consigan con su ingenio romper las barreras de entrada que imponía la a menudo carera publicidad tradicional con sus altos costes y en ocasiones limitada efectividad. En España tenemos el caso de Bere Casillas, cuyo video de producción casera (la versión que ahora vemos fue posteriormente mejorada con respecto a la original) sobre cómo atarse un nudo de corbata tuvo más de dos millones (¡sí, sí, 2.000.000!) de vistas en YouTube y le catapultó hacia el reconocimiento que ahora disfruta tan merecidamente como ‘sastre 2.0’.

Aunque tus objetivos sean más modestos, el éxito de tu presencia online dependerá en gran medida de lo efectivos que sean tus esfuerzos por promocionar tus contenidos y viralizarlos como mínimo entre tu público objetivo/tu cliente final – ese público que constituye el núcleo de tu estrategia comercial y que será el que compre tu producto, servicio o marca. Una vez que hemos generado un contenido de calidad y lo hemos optimizado para asegurarnos de que está listo para alcanzar un gran posicionamiento en Google y las Redes Sociales, nos corresponde apretar el acelerador y aplicar todo nuestro tesón y energía en promocionarlo y divulgarlo de la forma más eficaz. Esa es la Fase 3 del Marketing de Atracción 2.0 o de ‘Promoción’.

El primer paso (una vez que estamos satisfechos de que nuestro contenido da la talla, aporta valor y cómo diría Victor Gañán tenemos una actitud positiva y ‘buena predisposición‘ con respecto a nuestra aventura online) resulta tan obvio que no debería ser digno de mención. Sin embargo, nunca deja de sorprenderme cómo tantos y tantos emprendedores y empresas tiran piedras a su propio tejado y se ponen palos en las ruedas en este punto crucial de su estrategia online. Por ello lo voy a proclamar alto y claro: ¡asegúrate de que no existe ningún impedimento técnico ni de ningún otro tipo para que la gente comparta y viralice tus contenidos!

 

Nuestros marcadores sociales deben tener en cuenta los dispositivos móviles. Imagen: Flickr

-

¿Y a qué me refiero con esto? La lista es más o menos larga dependiendo de cada caso pero incluye entre otros elementos destacados:

Falta de marcadores sociales (en inglés ‘social bookmarks’) que permitan a tus lectores el compartir sus contenidos de forma rápida y fácil. La falta total sería imperdonable, pero la parcial de algunos de ellos es también un error grave. El ranking de AddThis es siempre un buen indicador de los auténticamente imprescindibles y que son más usados en la práctica. Atención a las necesarias actualizaciones como es el caso del ya inevitable Google+.

Copyright restringido que inhiba a otros el compartir sin trabas ni cortapisas tus contenidos. En este sentido te recomiendo vivamente el familiarizarte con Creative Commons y las distintas licencias que puedes emplear y que en sí mismas servirán como acicate para que tus contenidos puedan ser viralizados con plena confianza y sin miedo por parte de tus fans. (¡Vade retro, SGAE!)

Marcadores sociales inapropiados o confusos. Es parte de tu trabajo el facilitar la labor a tu audiencia y no el confundirla con una infinidad de botones (a veces en tamaños difíciles de percibir a primera vista) de social media que pueden ser irrelevantes para tu público. La experiencia demuestra que es preferible centrarse en un número reducido de redes en las que puedas tener un mayor impacto que el dispersar esfuerzos inútilmente. Para ello, es imprescindible que hayas determinado previamente o al menos tengas una idea bastante aproximada de los social media en los que tu público objetivo es más activo.

Errores, barreras y deficiencias técnicas que impidan el comentar y/o el compartir: tu página no carga correctamente, al incluir un comentario la pantalla se congela o recibo un mensaje de error, mi comentario nunca aparece publicado, los marcadores sociales me exigen completar un farragoso formulario para compartir o realizar un comentario, no consigo entrar con mis cuentas de Twitter y/o Facebook, y un largo etcétera de imperdonables pérdidas de tiempo para tu público. Es tu responsabilidad minimizar la incidencia de las mismas: si tienes que cambiar de empresa de hosting, adelante; si tienes que utilizar nuevos plugins de marcadores sociales o sistemas de comentarios, hazlo. Sé expeditivo hasta conseguir una experiencia agradable y sin sobresaltos en tus espacios web que anime a tus seguidores a volver, volver y volver.

Falta de una versión móvil que impida una correcta visualización de tu página o contenido desde Smartphones, tabletas y otros dispositivos. Creo que ya sabes que nos encontramos inmersos de lleno en la ‘revolución móvil’ y que en breve se visualizarán más páginas webs desde aparatos como los mencionados que desde PCs. En determinados sectores (por ejemplo el hotelero o turístico), el no contar con una versión móvil de tus contenidos supone un serio revés para tus expectativas de viralización. Y deberíamos añadir la pregunta: ¿qué redes sociales son las más accedidas desde dispositivos móviles y cuáles tienen mayores posibilidades de ser usadas para compartir tus contenidos?

Podría continuar pero el mensaje fundamental resulta evidente: el complicar la vida a tus seguidores y clientes potenciales es la peor de las políticas. Asegúrate como imprescindible primer paso de que aquellos que en este inmenso océano de información que es internet han tenido a bien el fijarse en ti y en tu producto, servicio o marca tienen la alfombra roja extendida en tu espacio web y tus contenidos de calidad en bandeja de plata listos para ser compartidos, gustados y llevados tan lejos como sea posible. Tu éxito online te irá en gran parte en ello.

Sobre el Autor

Especialista en comunicación y marketing online y personal. Profesor de reputación online y marca personal de los Másters en Social Media y Community Manager de la Universidad Complutense, de la UNED y de la Escuela Universitaria del Real Madrid. Consultor en la agencia 'Soyunamarca'. Autor de 'De Twitter al cielo', 'Marketing de Atracción 2.0' y 'Reputación Online para Tod@s'. Formador de community managers. Conferenciante y speaker en España y Latinoamérica. Aprendo, aporto, opino y comparto.


  • http://twitter.com/oscardcoca Oscar Coca

    Muy completito, fácil y técnico.  Sí, señor :)

  • http://www.servilia.com Victor Manuel Gañan

    Estimado Oscar,
    En primer lugar te felicito por el post, una exposicion clara y muy practica, en tu linea de explicar con gran maestria y sencillez.
    Te agradezco la mencion a mi humilde opinión.
    Un saludo

    • http://www.oscardelsanto.com Oscar Del Santo

      Gracias Victor, me parece que el video que he incluido en este post de tu conferencia es muy muy acertado y recomendable. Y creo que no hay mejor punto de salida que el que tu indicas para toda aventura online!

  • Pingback: The Social Branding Company Blog - Tu primer paso hacia el Marketing Viral

  • Pingback: Algunos consejos para gestionar correctamente los retwitts en Twitter.