Blog


Real Madrid 2.0

Al igual que su eterno rival el FC Barcelona, el Real Madrid es a día de hoy una de las marcas españolas más exitosas de todos los tiempos. A este proceso han contribuido una serie de macro-condiciones favorables – la globalización siendo una de las más relevantes – que el club merengue ha sabido aprovechar al máximo con una exitosa estrategia de RRPP y marketing que ha incluido un importantísimo componente online. De todos es sabido que el Real Madrid es hoy un gigante del e-commerce con miles de productos oficiales (y cientos de réplicas no autorizadas en el mercado negro) que se venden a través de sus tiendas online como www.realmadridshop.com

El Madrid es además un ejemplo de la a veces nada fácil integración del personal branding en una mega-marca. Aunque no cabe duda de que siempre existen y existirán momentos más o menos tensos en vestuarios plagados de estrellas, marcas personales tan fuertes como las de Mourinho o Cristiano Ronaldo son una auténtica mina de oro desde el punto de vista comercial para el centenario club blanco. Las tensiones y desafíos que supone la necesaria retro-alimentación entre la marca de la organización y la marca personal de individuos clave dentro de la misma es un aviso para navegantes de la nueva Organización 2.0 que se nos avecina – un modelo organizativo que presupone la existencia de personas con un personal branding muy marcado y una importante presencia online que la organización debe esforzarse por integrar en su seno con acierto.

El E-Commerce cobra cada vez mayor importancia para el Real Madrid. Imagen: www.realmadridshop.com (2/10/11)

-

A partir del año 2008, el Madrid ha implementado progresivamente una ambiciosa estrategia online multicanal segmentada además por idioma y zona geográfica. Como el resto de nosotros, las grandes organizaciones no pueden permitirse el dispersar esfuerzos y han de escoger cuidadosamente los social media en los que creen que pueden tener un mayor impacto. En el caso del Madrid, estos han sido Facebook (con más de ¡atención! 20 millones de fans), Tuenti (288.000 seguidores), YouTube (78.000 subscriptores) y Twitter (con más de 2.400.000 seguidores). De nuevo existen infinidad de replicas no oficiales de estas cuentas creadas por incondicionales del club de la capital de España que también atraen a cientos de miles de seguidores y aficionados (tanto al fútbol como al baloncesto) de todo el mundo y que sin duda contribuyen a viralizar sus mensajes.

A pesar de ello, la página web www.realmadrid.com sigue siendo el punto neurálgico de la presencia online merengue. Esta página reúne multitud de información óptimamente estructurada y constantemente actualizada que incluye elementos tanto puramente deportivos como corporativos y comerciales. Desde ella, por ejemplo, es posible no solamente acceder a las últimas noticias del club blanco sino comprar entradas para los próximos partidos, realizar apuestas deportivas o descargar wallpapers y animaciones para el teléfono móvil. Todo un ejemplo para aquellos que menosprecian el rol central  que debe seguir desempeñando la página web como elemento aglutinador de nuestras múltiples iniciativas en internet.

Destacable dentro de la estrategia del club presidido por Florentino Pérez ha sido la correcta comprensión del papel que las redes sociales deben jugar dentro de la comunicación y el marketing de la empresa. Las redes sociales – nunca me cansaré de repetirlo – no fueron creadas para vender (aunque puedan jugar un papel preferencial dentro de una estrategia comercial bien planteada). El Real Madrid parece haber aprendido la lección, y un somero estudio de su página de Facebook demuestra que – lejos de utilizar este canal como un mero altavoz para vender merchandising – sus community managers (que realizan un gran trabajo y son en muchos sentidos ejemplares del papel que debe desempeñar un gestor de las redes sociales digno de tal nombre) informan y generar expectación con respecto a los próximos enfrentamientos deportivos, al mismo tiempo dinamizando el canal con promociones, fotografías, vídeos y concursos y regalos.

Son muchas las lecciones que tanto los individuos como las PYMES, ONGs y todo tipo de organizaciones podemos extraer del éxito del Real Madrid (y del FC Barcelona, el Manchester United y otros clubs) en hacer de su estrategia online uno de los ejes de su éxito como marca internacional archiconocida. Internet sigue siendo una de las inversiones más rentables para las empresas de casi todos los sectores y tamaños cuando se ejecutan estrategias bien planteadas por profesionales bien formados y con una óptima integración del offline y del online. Sólo nos falta gritar … ¡Hala Madrid!

Dejar un Comentario

Por que WordPress (y no Facebook) es el futuro de los Social Media

Como a muchos de vosotros, me han sorprendido los últimos cambios que Facebook nos ha impuesto (y digo bien, impuesto, ya que no son opcionales) y que tendrán consecuencias importantes no sólo para los perfiles personales sino también para las páginas de fans. De un tiempo a esta parte, asistimos impávidos a los bandazos y modificaciones más o menos acertadas del gigante de las redes sociales que provocan confusión y desconcierto a los menos digitalizados y auténticos quebraderos de cabeza a desarrolladores y formadores que tienen que estar contínuamente actualizando sus aplicaciones y manuales.

Más allá de la feroz competencia entre las diversas redes por fidelizar al mayor número de usuarios y ‘robárselos’ a sus competidores, ha surgido el debate sobre lo que nos depara el futuro en lo referente a redes sociales para uso personal y profesional. Y es en este escenario en el que, en contra de lo que aparantemente dictaría el sentido común, quiero proponer que WordPress (y no Facebook) será el modelo y el marco de actuación que progresivamente se irá imponiendo. En otras palabras, vaticino que en 50 años las redes sociales se parecerán mucho más al WordPress que al Facebook actual. Y hay razones de peso para que así sea.

WordPress: el modelo para todos los social media del futuro. Imagen: Flickr

-

Facebook ha disfrutado hace bien poco de una posición de casi monopolio dentro de su nicho que se ha visto recientemente truncada con la irrupción de Google+. Eso ha permitido hasta ahora al gigante azul el operar con una plataforma que, si pudiéramos por un momento observarla imparcialmente, sorprende por su rigidez a todos los niveles, su falta de opciones de configuración, su estética de uniformidad casi militar, su imperfecta usabilidad, su no precisamente rápida y eficaz atención al cliente y el hecho de que los anuncios formen parte muy prominente de su interfaz.

En contraposición a Facebook, la gran plataforma bloguera WordPress nos ofrece todo un abanico de ventajas comparativas encabezadas por sus múltiples posibilidades de personalización (en inglés customization) y la fácil integración de un potencialmente infinito número de plugins que nos ofrecen todo tipo de variantes de funcionalidad, usabilidad y diseño. Esto se traduce en que el usuario pueda generar un blog o página que realmente responde a su marca personal, su idiosincrasia y su estética; en definitiva, ‘su’ página frente a la estandarización impuesta de facto por Facebook. Si a esto le añadimos que los cambios en la plataforma de WordPress son saltos evolutivos graduales que en ningún caso trastocan ni el interfaz ni la estética o la usabilidad (al contrario que ocurre en Facebook), WordPress resulta un marco mucho más amable para el usuario, que se convierte hasta cierto punto en diseñador y desarrollador de su espacio.

El modelo WordPress tiene todas las papeletas para convertirse en el referente para las redes sociales del futuro. Imaginemos por un momento las posibilidades de socialización e interconectividad de Facebook en el marco de la flexibilidad, personalización y fortaleza técnica de WordPress y habremos abierto una ventana a lo que nos depara el futuro de los social media. Un futuro en el que usuario – y no la plataforma – será cada vez más el/la protagonista.

Dejar un Comentario

10 tipos de cuentas de Twitter a las que NO hago follow-back

Nuestro Twitter y cómo lo gestionamos es un reflejo de nuestra personalidad en el mundo online y tiene implicaciones muy importantes para nuestro personal branding o marca personal.

Los que seguís este blog sabéis que, como expliqué recientemente en un post que ha sido muy bien recibido, mi política por defecto es hacer ‘follow back’ (seguir a los que me siguen) en Twitter. Indicaba ya entonces que, como es lógico, me reservaba el derecho de admisión y que hay ocasiones (que representan aproximadamente el 10% de los ‘follows’ que recibo) en las que tengo como norma no seguir de vuelta o hacer ‘follow back’.

La ‘República Independiente de mi Twitter’: cada uno establecemos nuestros criterios de seguimiento

-

Hoy quisiera precisamente compartir con vosotros las 10 cuentas/perfiles a los que habitualmente no sigo y brevemente (si es necesario) las razones que me impulsan a ello. Sobra decir que siempre me molesto primero en ver el perfil y leer los últimos tweets antes de tomar una decisión:

1. Cuentas con perfil y tweets en un idioma que no comprendo

2. Cuentas con perfiles ofensivos por su foto, logo o mensaje de presentación

3. Cuentas sin ningún mensaje de perfil

4. Cuentas con perfiles y tweets radicales en lo político o religioso

5. Cuentas con perfiles y mensajes ordinarios o soeces

6. Cuentas de marketing multinivel o piramidal

7. Cuentas exclusivamente promocionales que no interactúan (a no ser que sean referentes o ‘celebrities’)

8. Cuentas que todavía no han generado ningún tweet

9Cuentas cuyo perfil no tiene una foto, imagen o logo

10. Cuentas que me dan ‘mal rollo’ o que mi intuición me dice que no he de seguir

-

Os animo una vez más a compartir las razones por las que hacéis o no follow back en la sección de comentarios. E insisto en que lo arriba expresado no es prescriptivo ni una crítica contra los que utilizáis una estrategia diferente. ¡Por suerte en Twitter hay sitio para todos!

Dejar un Comentario

Wikipedia Española: Así No, Gracias

Los que habéis seguido mi trayectoria sabréis que siempre he sido un gran defensor del proyecto Wikipedia y que me he esforzado modestamente en contribuir ediciones y artículos tanto en lengua inglesa como en español con las varias cuentas que he tenido.

Lamentablemente el cúmulo de arbitrariedades en su sistema de gestíon, la baja calidad y fiabilidad y por último el encontronazo que he tenido con alguno de los bibliotecarios – ese colegio cardenalicio autocrático compuesto por menos de 100 personas que se rige por sus propias normas y censura y decide sin ningún tipo de control y con total impunidad la Wikipedia en lengua española – me han llevado a tomar la determinación de no contribuir nunca más ningún contenido, de retirar los ya existentes y de eliminar cualquier mención o referencia que haya encontrado sobre mí en nuestra maltrecha enciclopedia online.

Wikipedia Española: la más castigada y la menos fiable según un estudio. Imagen: Eduangi.com

-

Aparte de la apreciación personal que cada uno podamos tener, con datos objetivos el estado de Wikipedia en español es tristemente lamentable. Como indicaba un reciente estudio elaborado por el profesor de la Universidad de Málaga Manuel Arias Maldonado, es la menos fiable del mundo y resulta ‘farragosa e imprecisa’. Una demoledora estadística – que debería hacer reflexionar hasta a los más acérrimos defensores del actual sistema de gestión de Wikipedia – es que existan (atención!) más artículos en polaco que en español, a pesar de la abismal diferencia entre el número de hablantes de las dos lenguas.

 Bibliotecarios de Wikipedia en lengua española: menos de 100 individuos controlan el sistema. Fuente: Wikipedia

-

Todo ello sin entrar en los evidentes abusos de poder que se llevan a cabo dentro de un sistema de gobierno sin ningún tipo de regulación externa o independiente en el que los bibliotecarios hacen y deshacen a su antojo motivados por sus preferencias, criterios o incluso animadversiones personales – como he tenido ocasión de comprobar en propia carne. Tengo sospechas fundadas de que fue la pequeña edición que realicé al artículo del fallecido periodista Emilio Romero - un artículo que era una apología descarada del que fuera Delegado Nacional de Prensa del Movimiento y ostentara otros cargos relevantes durante el franquismo, y al que yo añadí precisamente el término ‘franquismo’ y datos objetivos sobre su más que probable vinculación con el 23F - lo que motivó que un artículo que fue creado sobre mí hace unos días fuera eliminado por un bibliotecario a pesar de estar perfectamente referenciado y de mi ofrecimiento a que fuera editado y despojado de cualquier elemento supuestamente promocional (ofrecimiento que me valió el bloqueo de mi cuenta en español, además de un correo electrónico vulgar e insultante).

Existe por si fuera poco otro problema añadido, que es la desafección de la actual cúpula de Wikipedia española hacia los blogueros y el mundo 2.0 en general – como ha narrado fehacientemente el argentino Fabio Baccaglioni - y que se aplica incluso (como es mi caso) a los que hemos llegado a escribir en uno de los 100 blogs o bitácoras más leídas del mundo en nuestra especialidad. El hecho de que sólo existan menos de 20 blogueros de habla hispana incluidos ahora mismo lo demuestra a las claras. Todo ello sorprende cuando nos encontramos artículos y referencias a personas con escasa relevancia e interés y que no realizan nigún tipo de aportación aparente.

Existen miles de personas que han dedicado su tiempo y esfuerzo a contribuir artículos e información de auténtico valor añadido a Wikipedia – he estado entre sus filas durante años – que me merecen todo el repesto y admiración. Tristemente la actual cúpula de Wikipedia, esa oligarquía de menos de cien personas que censura, quita y pone a su antojo, ha conseguido con su arbitrariedad que a pesar del esfuerzo sincero y bienintencionado de muchos sigamos a la cola tanto en cantidad como en calidad. Por eso, entre otras razones, os ruego que no intentéis incluirme en Wikipedia y que eliminéis cualquier mención o fuente que veais sobre mí en nuestra malograda enciclopedia online a la que unos pocos han hecho tanto daño.

Moraleja, la que ya nos dejara Lord Acton: ‘el poder corrompe: el poder absoluto (tanto offline como online) corrompe absolutamente’.

Dejar un Comentario

‘Reputacion Online para Tod@s’

Queridos amigos y amigas:

Hoy me dirijo a todos vosotros para presentaros mi nuevo E-Book ‘Reputación Online para Tod@s: 10 lecciones desde la trinchera sobre tu activo más importante‘.

Este es un regalo que quiero hacer a los que me habéis seguido todo este tiempo y me habíais pedido una introducción clara y accesible a los principios y las prácticas de la gestión de la reputación online que he ido tratanto en este blog. Digo bien ‘regalo’, ya que he querido ofrecerlo con licencia de Creative Commons para que no suponga ningún coste y se pueda compartir y viralizar rápida y fácilmente entre todos los que se pueden beneficiar de su lectura (¡que sois tod@s!). Considero además que era una responsabilidad adquirida que tenía como uno de los primeros que se dedicó a tiempo completo a la reputación online en nuestro país y también como conferenciante sobre esta materia por toda España y Latinoamérica.

 

Descarga el E-Book gratuitamente haciendo clic en la imagen o en esta URL

-

Este E-Book es una breve introducción a la gestión de la reputación online pensado en un público no especialista. Contiene la información más básica e imprescindible que toda persona que quiera estar al tanto de la evolución de la Web 2.0 en este campo específico de creciente importancia debe conocer. He reciclado materiales previamente publicados en esta página e igualmente he escrito capítulos enteros nuevos con el objetivo de ofreceros un material que pudiera ser de auténtica ayuda.

Mi agradecimiento a Jesús Mier por el diseño y la maquetación y os invito a compartir este E-Book por todos los medios respetando la licencia. Deseo de todo corazón que se convierta en un recurso de interés para todos los interesados e implicados en la reputación online de habla hispana – con especial mención a los Community Managers y en gestores de la comunicación online – y espero vuestros comentarios y opiniones.

Dejar un Comentario